Anemia: una disminución de los glóbulos rojos



Las mayoría de las personas en el mundo saben que es la sangre, ese liquido rojo que corre por nuestras vena, arterias y capilares y que forma parte de esa red de carreteras que recorre todo nuestro cuerpo, trabajando sin descanso para que este en orden tiene funciones tan esenciales en el organismo, que la perdida de una cantidad suficiente de sangre que puede llevarte a perder la consciencia y a la muerte en cuestión de minutos, la sangre reparte nutrientes y oxigeno a las células del organismo, recoge sustancias de desecho como el dióxido de carbono, participando en la regulación de la temperatura transporta hormonas y todo tipo de sustancias de un lado al otro del cuerpo y nos defiende de las infecciones que pueden ponernos en peligro, dicho esto, es lógico pensar que si nuestra sangre se ve alterada por la razón que sea empiezan a fallar estas funciones vitales.

Los glóbulos rojos son esas células de a sangre que dan vueltas de un lado al otro de organismo repartiendo oxigeno a las distintas células que nos forman y esto lo hacen gracias a una proteína que contienen en su interior y que tal vez te suene la llamada hemoglobina veras que cuando inhalas aire al respirar, la hemoglobina recoge el dióxido de carbono de las células y lo transporta hasta el pulmón para que lo expulsemos durante la exhalación seria algo así como un repartidor que entrega paquetes y recoge devoluciones que ocurre pues que cuando tenemos anemia todo este sistema de reparto esta alterado esto puede ocurrir básicamente por dos cosas o bien tenemos un déficit de hemoglobina.

Por ejemplo porque tenemos una falla de hierro que es un elemento indispensable para la forración de hemoglobina es nuestro cuerpo o tenemos un déficit de glóbulos rojos ya sea porque nuestro cuerpo no puede producirlos bien porque los destruye o porque los perdemos en un sangrado, es decir, o nos faltan repartidores o nos faltan coches para transportarlos esto puede ocurrir por muchas cosas, motivo por el que existen una infinidad de tipos de anemia, debido a que no se producen suficientes glóbulos rojos en el organismo, anemias en las que los glóbulos rojos si se producen pero destruyen a un ritmo mayor del que pueden producir perdida de sangre, por ejemplo debido a un accidente.

Nuestra sangre esta formada principalmente por dos cosas una parte liquida y una parte solida, la parte liquida se llama plasma y esta formada por agua, proteínas, grasas, glucosa y sangre. Los glóbulos rojos que transportan el oxigeno y dióxido de carbono por la sangre, los glóbulos blancos que nos defienden de las infecciones y las plaquetas que intervienen en la coagulación de la sangre, cuando nos hacemos una herida, por cierto si cogemos una nuestra de sangre y la centrifugamos podemos observar como los componentes que forman la sangre se separan ese liquido amarillento seria el plasma, los glóbulos rojos, las plaquetas y glóbulos blancos quedarían en una parte intermedia entre ambos. 

Para finalizar, existen dos tipos de anemia, como anemia ferropénica, anemia por deficiencia de vitamina b12 y anemia por enfermedad crónica. La anemia se puede tratar con suplementos de hierro, vitamina b12 o medicamentos, es importante hablar con un medico si se sospecha que se puede tener anemia o si se presentan síntomas relacionados con esta condición.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pastel borracho dominicano

La ciencia del ventilador

Números en ingles del 300 al 400