La vitamina d3: ¿Qué es, para que sirve y cuando tienes que tomarla?


 La vitamina d es conocido como un micronutriente esencial en particular para el metabolismo del calcio y para la mineralización de los huesos, las dos maneras que tenemos de conseguir niveles adecuados de estas vitaminas son: la primera es la exposición a la luz solar que es con muchísima diferencia la mejor manera de sintetizar vitamina.

La segunda es a ingesta de alimentos con niveles relativamente altos de vitamina d que generalmente incluyen de salmón, las sardinas, el atún, algunas leches enriquecidas y las yemas de los huevos.

Que esta vitamina sea tan importante no se debe a sus funciones que también sino que se debe a que muchas personas carecen de niveles adecuados de esta vitamina y desde luego quienes no tienen niveles deficitarios tienen niveles que están muy lejos de ser los óptimos, lo cual no suele deberse a la dieta sino a la falta de una exposición suficiente a la luz solar.

Aunque tienes que saber que suplementarte con vitamina d3 no va ser exactamente igual que exponerte a la luz solar si que puede reducirse en cierta medida los síntomas asociados a este problema.

Con respecto a sus funciones como suplemento, esta vitamina d no tiene una función nada especifica al igual que el omega 3 sino que afecta de manera general a mucho sistemas, por ejemplo además de que reduce el riesgo de fracturas óseas y por tanto el riesgo de caídas también actúa como antioxidante, reduce el riesgo de cáncer colorrectal y actúa de manera positiva sobre el sistema inmune, el sistema cardiovascular, la libido, la resistencia a la insulina e incluso la función cognitiva o sea la memoria, la atención, la concentración y la inteligencia en general. 

Otras funciones un poco menos destacadas de esta vitamina son la reducción de la incidencia de gripe y de ataques de asma, el aumento de los niveles de testosterona y de la altura en niños en crecimiento y una reducción leve de la presión sanguínea.

Por ultimo las dosis de vitamina d suelen expresarse en unidades internacionales y habitualmente en las dosis mínimas recomendadas son de entre 1,000 y 2.000 unidades internacionales diarias, si además queremos aumentar la absorción de esta vitamina deberíamos consumirla junto con alimentos que sean altos en grasas como los aguacates, el aceite de oliva o del coco, los frutos secos o os pescados azules.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pastel borracho dominicano

La ciencia del ventilador

Números en ingles del 300 al 400