Los esfuerzos de Republica Dominicana para prevenir accidentes de transito



En Santo Domingo, salvarse de un accidente por pocos centímetros es algo cotidiano. Aproximadamente a las 8 de la mañana, las carreteras están desbordadas en la capital de la República Dominicana, un país que cuenta con una de las mayores tasas de siniestralidad vial en el mundo. El año pasado, alrededor de  3000 personas perdieron la vida en accidentes de tráfico en República Dominicana, y aproximadamente el 60% de ellas eran motociclistas.

El entorno vial es bastante complicado, con numerosos accidentes. un dato a notar es que los carros no respetan a los motoristas, a pesar de que muchos motociclistas no son delincuentes. Las malas condiciones de las vialidades en los barrios y la falta de protección contribuyen a esta problemática. Algunos motociclistas reconocen que sus propias imprudencias son un riesgo importante, lo cual convierte a los accidentes de tránsito en la segunda causa de muerte en el país.

Hay muchos motoristas que conducen de manera imprudente, arriesgando su vida y la vida de los demás y a su vez desafiando las normas. Además, las malas prácticas se han vuelto cultura ya que muchos no suelen usar luces ni direccionales. En República Dominicana, hay alrededor de tres millones de motocicletas, lo que representa más de la mitad del parque vehicular. Esto diferencia al país de otros de la región. Por tal razón, las autoridades planean establecer un Registro Nacional que incluya inspecciones obligatorias y licencias por puntos con el fin de  prevenir los accidentes mediante sanciones.

Aunque se han colocado reductores de velocidad en seiscientas intersecciones peligrosas, todavía queda mucho por hacer ya hacer. Fuera de las ciudades, la infraestructura vial es un problema. Autopistas y carreteras presentan cruces ilegales y retornos no autorizados además muchas de estas se encuentran en mal estado, lo que contribuye a más accidentes.

Los conductores muestran poca educación vial y a menudo no consideran a las bicicletas como vehículos legítimos, tomando esto cuenta es un mal que hay que atacarlo desde la raíz, por tanto es imprescindible educar a la población futura.

En la isla, existen diferentes expresiones como esta "el peatón no es gente", reflejando la falta de respeto hacia los peatones y la falta de conciencia vial. En solo media hora, al menos seis personas resultan heridas en accidentes de tráfico en República Dominicana. La falta de educación y conocimiento vial y el manejo temerario son las principales causas de esta "otra pandemia" que afecta al país de manera negativa colocando el mismo en las primeras posiciones con relación a los accidentes de transito.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pastel borracho dominicano

La ciencia del ventilador

Números en ingles del 300 al 400